Robert Isaac, Alexis Vila, Ariel Gandulla (izd a der)

Hoy comenzó el juicio de dos de los hombres acusados en la tortura y el asesinato de Camilo Salazar en Miami hace más de 8 años.


Salazar fue visto por última vez el 1 de junio del 2011, después que dejara a su hijo de tres semanas con su esposa.

Su cuerpo fue encontrado poco después en los Everglades torturado, degollado y quemado por dos hombres que se enfrentan a la justicia esta semana.

Una investigación de la policía de Miami-Dade reveló que Robert Isaac y Alexis Vila fueron contratados por quien fuera entonces uno de los dueños de Presidente Supermarket , Manuel Marín, para que asesinaran a la víctima, al enterarse que era el amante de su esposa.

Este lunes, en el primer día del juicio contra estos dos individuos, un policía relató cómo encontró el cuerpo de la víctima cerca de los Everglades.


La fiscalía detalló que las señales de los celulares de los acusados revelaron que se encontraban en el lugar donde hallaron el cuerpo de la víctima.

Hubo otro luchador de artes marciales involucrado en la muerte de Salazar, Ariel Gandulla, quien llegó a un acuerdo con la fiscalía para cumplir 36 meses de prisión a cambio de su testimonio contra los otros acusados.

Por su parte Marín fue extraditado de España después de permanecer siete años prófugo de la justicia estadounidense y se encuentra detenido esperando su juicio el próximo año.

La investigación señaló que la esposa de Marín era la amante de la víctima, quien había sido su novio en años anteriores.

Detectives de Miami-Dade informaron que Marín, de 64 años, al enterarse del amorío de su esposa, acudió al promotor de boxeo Robert Isaac y a dos luchadores de artes marciales, Alexis Vila y Ariel Gandulla, para que lo secuestraran, torturan y finalmente mataran.

(Con información de AmericaTeVe)