Comentarista deportivo Modesto Agüero se queja del cabaret Tropicana y luego retira el post/Imagen tomada de redes

El comentarista Modesto Agüero, quien actualmente reside en España, luego de retirarse en Cuba, al parecer está de visita en la Isla, ya que publicó un post en el que hablaba de sus decepciones del famoso cabaret Tropicana en La Habana, aunque la publicación fue retirada poco después, la web de noticias CiberCuba alcanzó a recoger las palabras del narrador deportivo.

Según Modesto Agüero, el problema que está teniendo el icónico cabaret radica en la trampa con las bebidas.


«La comida es la normal en este tipo de evento, pero el mayor problema está en la bebida, donde evidentemente tratan de sacar la mayor cantidad de dinero al público asistente», indicó en su post.

El popular comentarista se quejó de que solo viene una bebida incluida con la cena, pero después de que la bebes, estás obligado a consumir cócteles a precios costosos.

«Imagínense que el refresco en una pequeña copa cuesta 150 pesos. Para mi que tomo cerveza fue muy aburrida la noche pues tuve que conformarme con la que me dieron en la comida», lamentó.

«Increíble que en un cabaret con esa fama usted no pueda, teniendo dinero, tomar las cervezas que quiera. Les diré que mi familia y yo nos fuimos a las once de la noche o sea mucho antes del final. Qué pena realmente», añadió.

En la publicación, Agüero también dijo que el espectáculo de Tropicana ya no es novedoso, y que aunque el vestuario es atractivo, la música reiterada y la duración del show atentaron contra la calidad de la presentación.


Fundado en 1939 el Cabaret Tropicana, en el municipio Marianao, se nutrió del ballet, del circo, del carnaval, de los boleros, del cha cha chá para lograr su creativo espectáculo artístico, que lo hizo mundialmente famoso, antes de 1959 y posteriormente.

Sin embargo, como todo en la Isla se ha sumido en la decadencia tras seis décadas de dictadura, este Cabaret no es la excepción, y con frecuencia las redes sociales acogen centenares de quejas de clientes insatisfechos.