Una roca gigante se desprendió de un pintoresco cañón en el sur de Brasil, se estrelló contra tres botes, mató al menos a seis personas y dejó nueve heridos el sábado.


En la horrible escena, capturada en video, los navegantes gritan al ver caer una gran losa de roca de un cañón sobre los botes que navegan por el lago cerca de Capitolio, una ciudad en el estado de Minas Gerais.

Dos de los botes fueron golpeados directamente por la piedra que caía, pero las autoridades pudieron rescatar a 24 personas de esos botes, según Reuters. Se cree que otras 20 personas están desaparecidas.

Al menos una persona estaba en estado grave con heridas en la cabeza y la cara, mientras que otras tenían huesos rotos, según el informe.

El gobernador del estado de Minas Gerais dijo en un comunicado que el accidente probablemente fue causado por fuertes lluvias en el área que desprendieron las rocas. Las autoridades emitieron advertencias a los turistas para que se mantuvieran alejados de las cascadas en el área solo unas horas antes del accidente.