El puerto de entrada de San Ysidro, en San Diego ha sido cerrado temporalmente por el Gobierno estadounidense, ante el avance de la caravana de inmigrantes, integrada por miles de personas, que se encuentran en Tijuana, México, informa Mundo Hispánico.

Este puerto, señala el mismo medio, es el cruce fronterizo terrestre más transitado de los EEUU.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) dio a conocer que ha suspendido de manera temporal el procesamiento de vehículos hacia el norte.

Autoridades estadounidenses se encuentran colocando materiales adicionales para el endurecimiento de los puertos, añadió CBP.


La agencia informó que los carriles hacia el sur no se vieron afectados, y añadió que CBP también cerró una de las instalaciones de acceso peatonal al país, aunque continúa funcionando otra.

La misión de «reforzamiento de la frontera» la llevan a cabo más de 1.100 infantes de marina, que se han desplegado para ayudar a oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza, con el objetivo de preparar la infraestructura para la llegada de miles de personas por parte de las caravanas de centroamericanos que buscan pedir asilo en el país.

Instalarán alambre de púas para que los inmigrantes no puedan escalar las paredes, también reforzarán las áreas de construcción para que las personas de la caravana no puedan cruzarlas, y entrar a EEUU de manera ilegal.