Cierra el restaurante de una prestigiosa chef cubana en Nueva York, por los efectos de la pandemia/Imágenes tomadas de redes sociales

Cierra el emblemático restaurante neoyorquino Cucharamama, de la chef y escritora cubana Maricel Presilla, a causa de las restricciones por la pandemia de Covid-19, informa Diario de Cuba.


Presilla, experta mundial en cacao y chocolate, abrió su negocio en el año 2004, el mismo estaba ubicado en el 233 de Clinton Street, Hobuken, Nueva Jersey, Nueva York.

Según la chef, las restricciones y limitaciones impuestas al sector por el forzoso cierre de un semestre completo han complicado la situación financiera del restaurante, que ya no era sostenible, porque «los alquileres se pagan aunque no nos permitan abrir el restaurante», indicó.

«Las medidas que se han tomado en Estados Unidos son muy duras para nosotros porque no podemos servir comidas dentro del local», afirmó la cubanoamericana.

«Mi comida es de experiencia, de comer bien. No concibo otro tipo de restaurante. Todos mis platos tienen una historia, todos son parte de quien soy yo», reveló.


«Muchos de nuestros clientes se han marchado a sus casas de campo a pasar este confinamiento prolongado y muchos negocios están intentando cambiar de estado en busca de restricciones comerciales menos severas», sostuvo.

Presilla quien vive a 12 minutos del centro de Manhattan, dice estar muy preocupada por los graves problemas que ha dejado el coronavirus, sumado a esto la situación se ha visto más complicada aún por los disturbios raciales, y la violencia y enfrentamientos callejeros que también han terminado afectando a la ciudad cosmopolita.

De acuerdo a la cubana, Nueva York «se ha convertido en una ciudad fantasma que recuerda a la película The Omega Man, de Charlton Heston».

«No hay teatros, no hay museos y ver la Quinta Avenida con tanta violencia callejera genera mucha inseguridad», afirmó la empresaria, que asegura no ser pesimista, sino «realista».

«Nueva York se va a recuperar y yo tengo muchos proyectos nuevos», auguró.

Maricel originaria de Santiago de Cuba, dice que este tiempo de inactividad y espera, lo ha utilizado «para investigar y leer sobre todos los temas» que le apasionan.

La cubana es también escritora, historiadora, y especialista en las cocinas de América Latina y España.

Maricel Presilla fue invitada por la ex primera dama Michelle Obama a cocinar en la Casa Blanca, en esa ocasión preparó un menú totalmente latino.