Cientos de migrantes de la frontera sur serán enviados a Broward y a Palm Beach, para ser puestos en libertad a la espera de su audiencia de asilo (Imagen tomada de Diario Hispaniola)

Cientos de migrantes serán enviados al condado de Broward semanalmente, de acuerdo a los planes del gobierno federal, con el fin de aliviar las tensiones en la frontera de EEUU con México, dio a conocer el propio condado en un comunicado de prensa que recoge Local 10 News.


Una agencia federal notificó que se espera 135 migrantes sean enviados a Fort Lauderdale todas las semanas hasta nuevo aviso, según la Gerente de Información Pública de la Comisión del Condado de Broward, Kimberly Maroe.

El primer grupo de migrantes debe llegar en dos semanas apróximadamente.

Mark Bogen, alcalde del condado, criticó la medida y dio a conocer que Broward no tiene medios financieros para proporcionar refugio y comida para una afluencia repentina de migrantes.

«Esta es una crisis humanitaria. Haremos todo lo posible para ayudar a estas personas. Si el presidente no nos brinda asistencia financiera para alojar y alimentar a estas personas, estará creando un campamento para personas sin hogar», sentenció Bogen, quien expuso que traer una gran cantidad de migrantes al condado causará una mayor presión sobre los servicios sociales de Broward y dañará aún más a los inmigrantes, quienes estarán aquí sin dinero, empleos, vivienda o conocimiento básico del área.


«Esta es una política irresponsable. Traer a cientos de personas aquí cada semana sin proporcionar los recursos necesarios para alojarlos y alimentarlos es inhumano. Aunque nuestra Comisión no ha tenido la oportunidad de abordar este problema, en mi opinión, las personas para las que no podemos encontrar refugio se quedarán sin hogar. Sugeriría que los lleváramos a los hoteles de Trump y le pidamos al presidente que abra su corazón y su hogar también», sostuvo el alcalde.

El condado de Broward no se considera una ciudad santuario para los inmigrantes que han ingresado ilegalmente al país.

El comunicado detalla que «Trump ha amenazado con enviar a personas que cruzan ilegalmente la frontera a comunidades que se consideran amigables con los inmigrantes».

Maroe señaló que los migrantes serán procesados ​​por la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos y luego liberados bajo la custodia de la Oficina del Sheriff de Broward.

Además reveló que el sheriff llamó a Bogen para hablar sobre la asistencia para la vivienda y la asimilación de los migrantes.

El senador estadounidense de origen cubano Marco Rubio anunció vía Twitter que el condado de Palm Beach también recibirá una afluencia de migrantes.

Maroe por su parte dijo que están consultando con el alcalde del condado de Palm Beach para colaborar con un plan.