La cadena de restaurantes y entretenimiento para niños con más de 43 años abierta, Chuck E. Cheese, se ha declarado en bancarrota.


Chuck E. Cheese luchaba por mantenerse operando incluso antes de la pandemia, pero los prolongados cierres que llegaron con el Covid-19 han obligado a la compañía madre a pedir protección bajo el Capítulo 11 de bancarrota este jueves.

CEC Entertainment Inc. ha reabierto 266 restaurantes Chuck E. Cheese y Peter Piper Pizza operados por la compañía, sin embargo por la situación con el coronavirus no está claro qué tan dispuestos estarán los padres a organizar fiestas de cumpleaños y otras reuniones.

La compañía con sede en Irving, Texas, continuará reabriendo ubicaciones y ofreciendo servicios de transporte mientras negocia los terminos de la bancarrota con todos a quienes le debe dinero.

CEC y sus franquiciados operan 734 restaurantes en 47 estados y 16 países.


«El proceso del Capítulo 11 nos permitirá fortalecer nuestra estructura financiera a medida que nos recuperemos de lo que sin duda ha sido el evento más desafiante en la historia de nuestra compañía», dijo el CEO David McKillips en una declaración preparada.

Chuck E. Cheese comenzó en 1977, cuando el cofundador de Atari, Nolan Bushnell, inauguró el Teatro Pizza Time de Chuck E. Cheese en San José, California. El restaurante presentaba un elenco de personajes animatrónicos liderados por Chuck E. Cheese, una valiente rata con un bombín que luego fue renombrada como un ratón. «Donde un niño puede ser un niño», era el lema de la empresa.