Cerco afuera del MINCULT, como parte de las medidas del régimen para evitar nuevas manifestaciones pacíficas/Imagen tomada de redes sociales

Las calles de La Habana han sido tomadas por boinas negras (tropas especiales de la policía) desde inicios de esta semana, ante el temor del régimen a nuevas manifestaciones pacíficas.


Por si fuera poco este martes, desde bien temprano en la mañana un cerco policial se aprecia en los alrededores del Ministerio de Cultura (MINCULT) en La Habana, donde alrededor de 300 jóvenes se dieron cita la semana pasada, uno de los manifestantes Reynier Leyva Novo publicó una imagen acompañada de texto en su perfil de Facebook.

«Así amanece la cuadra del #MINCULT esta mañana… el cerco se hace extensivo a los demás accesos al ministerio y brigadas de trabajadores con overoles celular en mano merodean por el lugar», indicó Leyva Novo.

Así amanece la cuadra del #MINCULT esta mañana… el cerco se hace extensivo a los demás accesos al ministerio y brigadas de trabajadores con overoles celular en mano merodean por el lugar.

Publicada por Reynier Leyva Novo en Martes, 1 de diciembre de 2020

Por su parte, el escritor y opositor cubano Ángel Santiesteban Prats, dijo que un amigo de su hijo, vinculado a las tropas especiales, le contó que a partir de este martes 1 de diciembre, los vestirían de civiles para golpear a los 32 representantes de los «plantados» del Movimiento San Isidro, si regresan al MINCULT.


Un amigo de mi hijo de tropas especiales, le ha confesado que a partir de mañana, los vestirán de civiles para dar…

Publicada por Angel Santiesteban-Prats en Lunes, 30 de noviembre de 2020

Santiesteban Prats recuerda que los representantes del diálogo, por parte del MSI, acordaron regresar esta semana, y advierte que «no será «el pueblo enardecido», como les gusta engañar. Serán profesionales en combate contra jóvenes artistas que luchan por un arte libre».

Una de las jóvenes representantes, Camila Lobón, explicó «tienen varias cartas, no siempre es dar golpes, a veces es regar la información de que lo harán para coaccionar la voluntad de la gente».