Este lunes, la líder del movimiento opositor femenino, Damas de Blanco, Berta Soler, escribió una misiva en la que lamenta que la presidenta chilena, Michelle Bachelet, no haya tenido la voluntad de reunirse con las disidentes cubanas.

La líder de la organización, también le informa a la gobernante, que cuando llegó a la capital cubana, ella estaba detenida en la unidad policial de El Cotorro. De manera arbitraria cada domingo, la Seguridad del Estado y la policía política por órdenes del régimen arrestan a estas mujeres que se manifiestan de manera pacífica por la democracia en Cuba y la liberación de los presos políticos.

Cuba en Miami reproduce a continuación el texto íntegro de la carta de Berta Soler a la mandataria chilena, Michelle Bachelet:

Dª Michelle Bachelet

Presidenta de la República de Chile

echile.cuba@minrel.gov.cl

La Habana, 7 de enero de 2018

Estimada Señora,

Deseo darle la bienvenida a nuestro país.

Ayer, cuando llegó a Cuba, yo estaba detenida en la estación de la Policía Nacional Revolucionaria de El Cotorro, como suele suceder recurrentemente los domingos, cuando las Damas de Blanco tenemos la intención de marchar pacíficamente hacia la Iglesia de Santa Rita.

Una reunión con usted hubiera sido de gran interés para nosotras, pues ha formado parte de una familia opositora al régimen dictatorial del General Pinochet y posteriormente ha participado en el desarrollo de Chile hacia una democracia.

Como usted sabe, el gobierno cubano, presidido por Raúl Castro, con quién usted se va a reunir en este viaje institucional, sigue aplicando sistemáticamente la represión y las medidas coercitivas contra la población sin respetar los Pactos de Naciones Unidas así como los Convenios de la OIT de los cuales es signatario, conculcando y violando de esta manera todos los derechos de los ciudadanos cubanos.

Esperamos, que como representante de un gobierno democrático lleve al ánimo de los dirigentes cubanos la necesidad de establecer en Cuba un sistema democrático, libre, y abierto, como el que instauraron ustedes en Chile.

Sra. Bachelet, usted sabe por propia experiencia, al igual que nosotras, que las dictaduras y los militares gobiernan con la misma mano férrea, allí donde estén, y que apoyar a este tipo de gobiernos supone dar la espalda a sus pueblos.

Reciba un cordial saludo,

Berta Soler Fernández

Damas de Blanco

(Con información de Martí Noticias)