El republicano Carlos Curbelo desató aplausos de la multitud al anunciar que no votará el proyecto de presupuesto si no se incluye el llamado “Dream Act”, es decir una solución definitiva para los jóvenes que ahora están bajo alivio migratorio de DACA.


“Ellos [los legisladores demócratas] en el pasado aprobaron medidas de seguridad en la frontera”, dijo Curbelo.

El cubanoamericano no descarta que el hecho de resolver la situación de los indocumentados conlleve a financiar el muro fronterizo y otras medidas que pueden resultar de disgusto para los demócratas.

El miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos asiste como panelista al foro en Miami de la organización no gubernamental The Immigration Partnership & Coalition Fund (IMPAC), fundada por Mike Fernández, también cubanoamericano.

Curbelo ratificó su compromiso de impulsar antes de que culmine el 2017, una ley que solucione de una vez y por toda la situación migratoria de 800.000 jóvenes que ahora están protegidos por el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA); solicitó que se evite “el todo o nada”, que haya convenios sobre los que podrían estar de acuerdo ambos partidos; hizo un llamado a no poner trabas.


Otros políticos participan en este foro, Jeb Bush, exgobernador de la Florida y Alberto Carvalho, superintendente de las escuelas públicas de Miami-Dade, Ana Navarro y María Teresa Kumar, entre otros.

En el encuentro también se advirtió el impacto económico que tendría para el país no darles una solución efectiva a esos jóvenes.

Bush opinó que el país se podría arruinar si supuestamente se deportaran 11 millones de indocumentados; y que el hecho de cambiar la cultura y ser más compasivos y menos partidista, es un compromiso cívico.

(Con información de Diario Las Américas)