El cubanoamericano Carlos Curbelo habló con Telemundo 51, sobre su derrota frente a la demócrata Debbie Mucarsel-Powell en los comicios legislativos de noviembre, que le hizo perder su escaño como representante en el Congreso de EEUU por el Distrito 26 del sur de la Florida, el congresista también ofreció detalles sobre sus planes en la política.

«Yo sabía que iba a ser una contienda muy reñida, y muchas personas están polarizadas y salen a votar a favor o en contra del presidente, haciendo caso omiso de los candidatos», comentó el político de origen cubano, que vivió por vez primera una derrota en este ámbito, y confiesa lo más difícil fue explicárselo a sus hijas.

«Nunca se imaginaban que su papá podía perder, pero he aprovechado la situación para enseñarles que en la vida uno tiene victorias y derrotas», expuso el republicano.


Al otro día de la contienda electoral, el presidente Donald Trump hizo unas declaraciones en tono de burla, en las que lo menciona, diciendo que no sabía si estar feliz o triste, pero quienes quisieron mantenerse lejos de él en la campaña habían perdido, y es entonces cuando pronuncia el nombre de Carlos Curbelo.

«Me tuve que reír, porque el presidente como muchas cosas que dice no se ajusta a la realidad», explicó el legislador, y anticipa que en el futuro otros políticos republicanos se verán afectados como él, por culpa del actual mandatario estadounidense.

«Mientras que el presidente sea la figura principal, no sólo en el país, sino también en el Partido (Republicano), yo creo que va a ser muy difícil que candidatos como yo se puedan distinguir», argumentó.

Según Telemundo 51, muchos ven a Curbelo como un republicano centrista y moderado, al respecto de cambiarse de partido, el político dio una negativa, y aseguró que es una persona de centro-derecha.

«Yo sí creo que para las futuras generaciones hace falta un Partido Republicano que sí crea en la meritocracia económica, pero también en una sociedad más inclusiva», detalló.

Curbelo dijo se tomaría un tiempo libre, pero piensa retornar a la política, y considera postularse para alcalde de Miami-Dade en 2020.

«Creo que esta comunidad se pudiera beneficiar por una nueva generación de liderazgo a nivel local», concluyó.