Tarjeta de Crédito. Foto: Pixabay

Alexis Salgueiro Rodríguez, de 27 años; Yasel Nodarse, de 29; Daniel Martínez Mazon, de 39; Luis Enrique Vazquez Pedroso, de 31; Alain Rivero Rodríguez, de 37; Yuseff Antonio Elias, de 32; Emilio Gómez, de 31; y Oscar Díaz de la Cruz, de 30 formaban parte de una banda de Miami dedicada a clonar tarjetas de crédito y cobrar cheques falsos.


Los miembros de la banda fueron capturados en Tennessee tras acumular más de $700.000 en sus diferentes estafas, según Don Cochran, Fiscal de esa jurisdicción.

Los ocho miembros se han declarado culpables, de acuerdo a El Nuevo Herald, la mayoría fueron condenados de manera individual, a sentencias de entre 22 y 60 meses de cárcel.

Elias, Gómez y de la Cruz son los únicos que aún esperan por su sentencia.

El grupo de hombres viajó por carretera desde Miami hasta Tennessee, a más de 900 millas de distancia, con el propósito de robar la identidad e información financiera de al menos una docena de ciudadanos y usarla para su propio beneficio, apuntan documentos presentados en la corte.


Los tarjeteros colocaron dispositivos para clonar las tarjetas en diferentes estaciones de gasolina en la ciudad de Nashville.

Luego de ser clonadas, las tarjetas fueron usadas para hacer compras en varios comercios, las mismas se estiman en varios cientos de dólares.

Se incluyen dentro de los movimientos, dos transacciones en tiendas T-Mobile, uno por $951.62 y otro por $897, además de tres en distintos establecimientos Walmart por $150, $171.92 y $200.09.

Asimismo los delincuentes se dedicaban a robar cheques de empresas de los buzones de correo, para crear después cheques fraudulentos que cobraban físicamente en entidades bancarias.

Los cheques falsos eran de miles de dólares, el monto más alto fue de $4,650.

Se piensa que la banda operó desde julio de 2014 hasta julio de 2016, según investigaciones.

Dentro del grupo se dividían las funciones de la estafa, subrayan los documentos de la corte, mientras algunos se dedicaban a clonar tarjetas y crear cheques falsos, otros eran los que iban a los bancos a cobrar los cheques, o se desempeñaban en otras áreas.

El diario miamense menciona que durante los últimos años existe cierta tendencia a que los llamados “tarjeteros” de Miami se aventuren en estados del norte del país en la búsqueda de nuevas víctimas potenciales.

(Con información de El Nuevo Herald)