0239


Udonis Haslem, capitán del equipo Miami Heat, es un hombre que ha demostrado su compromiso con su comunidad, su país y sobre todo con el deporte, por lo que se sintió ofendido y no pudo disimular su enfado cuando escuchó que el candidato republicano Donald Trump estaba justificando sus desafortunados comentarios acerca de las mujeres como una “charla de vestuario”.

“Siendo honesto, no me han gustado [sus palabras], no forma parte de nuestra charla de vestuario”, dijo Haslem en las prácticas del lunes. “No sé si ha estado en algún vestuario antes, no se dónde ha oído ese tipo de conversaciones”.

Haslem afirmó que en sus 14 años en la NBA nunca ha escuchado ese tipo de comentarios y no es nada agradable escucharlos por parte de un candidato presidencial.

Finalmente el veterano jugador del equipo de Miami se relajó y preguntó en tono de broma: “¿Él ha jugado?…Creo que el pelo no se lo permite”.

Trump fue grabado en el 2005 cuando le comentaba a Billy Bush, quien fue suspendido de la cadena NBC dos días después de darse a conocer la charla, lo fácil que era tener relaciones sexuales con las mujeres cuando eras famoso, utilizando incluso términos ofensivos.


El domingo en el debate presidencial con Hillary Clinton, el magnate trató de quitarle gravedad al asunto sin darse cuenta que de cierto modo al decir “»It’s locker room talk” («es una charla de vestuario») podía estar salpicando a los deportistas.

Algunos reaccionaron en las redes sociales refirmando las palabras de Haslem de que en un vestuario profesional no se dice eso y que ese tipo de bromas no son aceptables.