El Rey de España, Felipe VI, se reunirá la próxima semana con el canciller cubano Bruno Rodríguez, en un viaje a Madrid que es visto por medios como parte del interés de Cuba de elevar sus contactos oficiales con España.

La llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, -cuyo gobierno ha dicho que está revisando las políticas hacia Cuba-, pone en peligro el acercamiento que hizo La Habana con su archienemigo, en virtud de la distensión impulsada por el expresidente Barack Obama.

«Don Felipe recibirá en el Palacio de La Zarzuela al ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, con ocasión de su Visita Oficial a España del 16 al 18 de abril», dijo la Casa Real en una breve nota.

Un despacho de la agencia española EFE asegura que Felipe VI y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, mantendrán sendas reuniones en Madrid el próximo lunes: una en el Palacio de la Moncloa (residencia del presidente del Gobierno) y la otra en audiencia real con el monarca en el Palacio de la Zarzuela.

Una nota del diario La Vanguardia sobre el anuncio indicó que Rodríguez se reunirá también con la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y el jefe de la diplomacia española, Alfonso Dastis.
«Bruno Rodríguez aprovechará su presencia en España para tantear la posibilidad de que el Gobierno de Mariano Rajoy eleve el rango de las delegaciones oficiales que visitan la isla con un desplazamiento del jefe del Ejecutivo o incluso del Rey», comentó La Vanguardia.


La última vez que Cuba tuvo una visita de los Reyes de España y del presidente del Gobierno fue en 1999.

En términos diplomáticos, la normalización de las relaciones con Estados Unidos y la Unión Europea abre la posibilidad de eventuales visitas de alto nivel a Cuba.

(Con información de Martí Noticias)