Un canadiense Charalabos Nassios, de 40 años se declaró culpable de cargos de asalto, vandalismo y amenazas durante un disturbio en julio de 2017 a bordo de un vuelo de Sunwing con destino a Cuba que tuvo que regresarse a Montreal.


El canadiense cuyo comportamiento agresivo obligó al avión a regresarse bajo escolta militar, según The Canadian Press, será sentenciado el próximo 18 de abril.

Dos aviones F-15 de la Fuerza Aérea de EEUU tuvieron que acompañar al vuelo de regreso a Montreal.

Nassios tendrá que indemnizar con 17.450 a Sunwing, para reparar los gastos y daños derivados de sus acciones: el gasto en combustible, aranceles de aterrizaje, salarios de horas extras para los empleados de la aerolínea, y costos de hospedaje para los 170 pasajeros a bordo ese día.

De igual modo, la Fiscalía pide tres años de libertad condicional para el canadiense, que le entregue todos sus documentos de viaje, y no se le permita salir de Quebec durante ese lapso de tiempo.


Tom Pentefountas, abogado defensor de Nassios se opuso a la compensación a la aerolínea, y dijo era excesiva.

La fiscal Cynthia Gyenizse también presentó un reporte previo a la sentencia en el que el inculpado admitió consumió y vendió drogas cuando era adulto joven, y enfrentaba problemas conyugales.

Después de escuchar a ambas partes, Pierre Dupras, el juez de la corte de Québec comenzó sus deliberaciones.

El teniente comandante Joe Nawrocki, portavoz del NORAD (Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial), dijo en julio pasado que dos aviones F-15 de la Fuerza Aérea estadounidense fueron enviados de la Base de la Guardia Nacional de Barnes en Massachusetts e interceptaron el avión cerca de Albany, Nueva York.

(Con información de Diario de Cuba)