El huracán Matthew tuvo su paso por el oriente de Cuba y los campesinos de los poblados de Guantánamo regresan a sus casas con la incertidumbre de lo que encontrarán.

Casas derrumbadas, techos caídos, pertenencias devastadas, son algunos de los desastres que dejó a su paso Matthew por los pueblos colindantes y por la ciudad guantanamera de Baracoa.

Las siguientes imágenes pertenecen a los poblados de Carbonera, Santa María en Baracoa y Cayo Grande.