Roger Aguilera-Mederos, el camionero cubano que apenas unos días atrás recibió una condena de 110 años de privación de libertad por el accidente que provocó cuando perdió los frenos del camión en Colorado, falleciendo 4 personas y otras resultaron heridas en abril del 2019, manifestó públicamente tras ser condenado asegurando que no se suicidaría, agregando que siente a Dios con él y sabe la verdad.


Dice Roger a la emisora Actualidad Radio:

«Mi mamá tiene que estar tranquila, las personas tienen que estar tranquilas. Yo no me voy a suicidar. Hay personas que me escriben y dicen que no me suicide, que hay una segunda esperanza. Yo no me voy a suicidar. Lo único bueno en todo esto es que siento a Dios en mi corazón y me está ayudando cada día»

«Allá arriba hay un Dios y sabe la verdad. Yo tuve un accidente bien feo, pero nunca intenté hacerle daño a nadie. Si se fijan en mis cargos y la condena, recibí más que un asesino, porque los asesinos aquí reciben 40 o 45 años de condena, y a mí me metieron vida en prisión»

Tanto en los Estados Unidos como en Cuba la opinión pública considera una sentencia excesiva, comparando el caso del camionero cubano Roger con otras sanciones impuestas a personas que han incurrido en homicidios perpetrados conscientemente, recibiendo muchos menos años de prisión.

 Según petición que ya acumula 3,68 millones de firmas, pudiendo convertirse en una de las peticiones más firmadas, abogan para que le conmuten parte de la condena al joven o que el gobernador de Colorado le otorgue un indulto. Esta petición fue hecha a través de la plataforma Change.org.


En las declaraciones de Roger Aguilera a la emisora Actualidad Radio dijo estar agradecido por las manifestaciones de apoyo y solidaridad que ha recibido en todo este proceso en el que asegura ser “un momento bien duro y difícil”

En cuanto al proceso judicial denuncia que hubo muchas irregularidades, explica que el juez que le impuso los más de 40 cargos pudiera tener conflictos de interés ya que conocía a la familia de uno de los fallecidos, también habló de la conducta del jurado en el que dijo algunos se quedaron dormidos, incluso tejiendo.

La madre de Roger Aguilera dijo a este mismo medio que su hijo cada día pide perdón a los familiares de las víctimas, que haber sido el causante de las mismas lo “está matando en vida”, agregando:

«Como madre, siento el dolor de los familiares, pero mi hijo no es un asesino para una condena de 110 años»

Gremio de camioneros de Estados Unidos procedentes de Cuba y otros países como, México, España, Francia, Honduras, Guatemala y Alemania, iniciaron un boicot al estado de Colorado por lo excesivo de la condena al joven Roger Aguilera-Mederos.