La familia del joven cubano que murió baleado en las afueras de su vivienda en el vecindario de Opa Locka en Miami ha brindado a las autoridades el video de la cámara de vigilancia.


La familia de Omar Álvarez espera poder llevar ante la justicia a quien tomó la vida del joven de 29 años.

Omar fue asaltado en la acera afuera de su casa para robarle el teléfono y las cadenas de fantasías que traía puestas. El video de la cámara de vigilancia muestra cuando un hombre parece conversar con Omar, le dispara y en un forcejeo le arrebata las prendas.

Omar recibió un disparo en una pierna y otro en un costado. Los paramédicos lo transportaron al Ryder Trauma Center de Jackson Memorial Hospital en Miami, donde murió durante cirugía.

Su padre destrozado aún no puede creer que su hijo ya no está con la familia. «Le dispararon cuatro veces para tomar la cadena de oro falsa y para tomar el teléfono», dijo.


«El teléfono que pueden vender en la calle (por) 50, 40 dólares. Mataron a mi hijo por 50, 40 dólares», añadió.

El dijo que su hijo era conductor de camiones y padre de dos niñas de 2 y 5 años de edad.

El tirador huyó en un sedán Mazda blanco, según la policía de Miami-Dade. Con la divulgación del video de seguridad se espera que se pueda hacer justicia. Cualquier persona con información debe llamar a la línea de alto al crimen al 305-471-8477.

La familia ha creado una cuenta en GoFundMe para ayudar con los gastos fúnebres.

(Con información de CBS Miami)