Un joven cubano residente en Opa Locka murió este lunes en horas de la tarde tras ser baleado para robarle un reloj y una cadena de fantasía.


La víctima identificada como Omar Álvarez de 29 años de edad se encontraba afuera de su casa conversando por teléfono con un amigo cuando recibió varios disparos de balas.

Según su madre, Omar salió de la casa ubicada en la avenida Bahman, en Opa-locka y a los pocos minutos, escuchó 4 disparos.

«Cuando me asomo por la ventana lo veo a él en el piso. Lo único que sé es que cuando lo veo en el piso la otra persona que yo pensé lo estaba ayudando lo que le estaba era quitando las prendas», dijo su madre a Telemundo51.

Omar fue transportado de emergencia al hospital pero murió poco después producto de las heridas sufridas. Su padre emocionado y con la voz entrecortada dijo a Telemundo51 que el joven entró a cirugía en el hospital, pero que el doctor les confirmó luego que había muerto.


«Veintinueve años tenía. Yo estoy dando $5000 dólares de recompensa a alguien que sepa algo que diga que de pie con el que mató a mi hijo por unas cadenas que no eran ni de oro», dijo su padre dolido.

En el momento del asalto Omar se encontraba preparándose para ir de playa con unos amigos que le pasarían a recoger.

Familiares y amigos aún no pueden creer lo sucedido. Aseguran que Omar era un buen muchacho, trabajador.

«No tiene nombre quitarle la vida a un muchacho que lo que tenían eran 29 años, simplemente por robar un celular y unas cadenas de fantasía», dijo el tío de la víctima con lágrimas en los ojos.

Familiares dijeron que el asesino huyó en un carro blanco. La policía de Miami Dade está a cargo del caso y piden que si alguien tiene informacion por favor llamen a la línea de Alto al Crimen al 305-471-8477.