Brian Johnson, de 25 años, un cuarto joven implicado en el asesinato a golpes y sodomización de un hombre en la ciudad de Lakeland (centro del estado) en enero de 2016, ha sido condenado a cadena perpetua, por un juez de Florida.


Según el diario The Ledger, Robert Banks, de 31 años murió de una golpiza, y fue antes sodomizado con una linterna, más tarde quemaron su cuerpo en una zona boscosa.

La madre de Johnson, acusó a Banks de haberla violado; las autoridades habían presentado cargos de asesinato contra el joven y sus dos hermanos, por haber matado a golpes al hombre.

A 75 años de prisión fue sentenciado en agosto, uno de los hermanos, Nathan Johnson, que tenía el día del crimen 16 años.

El tercer hermano, Anthony Johnson, de 22 años y un amigo de ellos, Michael Allen Gunn, de 27 habían sido condenados ya a cadena perpetua por el cargo de asesinato en primer grado, recuerda el diario de Miami.


En imágenes que presentó la Fiscalía, se veía a “Banks ensangrentado tras haber sido sodomizado con una linterna de cuerpo largo”.

Anteriormente un jurado los había declarado culpables, por “asesinato, agresión sexual, alteración de la evidencia física y abuso de un cuerpo humano muerto”.

Antes de morir, Banks había negado las acusaciones de violación.

(Con información de El Nuevo Herald)