Salas de Cine AMC en el Mall de las Américas, Miami

AMC Theatres, la cadena de cines más grande del mundo, dijo el miércoles que tiene «dudas sustanciales» de que pueda seguir operando después de cerrar ubicaciones en todo el mundo durante la pandemia de coronavirus.


La cadena de cines, que cerró sus cines a principios de este año, espera haber perdido entre $ 2.1 mil millones y $ 2.4 mil millones en el primer trimestre, reportó CNN.

La compañía también dijo que sus ingresos cayeron sustancialmente durante el primer trimestre del año en comparación con el año anterior; y que cayeron aún más durante el trimestre en curso.

La compañía espera que ciertas restricciones en la industria sean eliminadas por el gobierno pero aún así tiene dudas sobre su futuro.

«Incluso si se levantan las restricciones operativas gubernamentales en ciertas jurisdicciones, los distribuidores pueden retrasar el lanzamiento de nuevas películas hasta el momento en que las restricciones operativas se alivien más ampliamente a nivel nacional e internacional, lo que puede limitar aún más nuestras operaciones», dijo la compañía.


La compañía dijo que tenía un saldo de efectivo de $ 718.3 millones a partir de abril.

«Creemos que tenemos los recursos en efectivo para reabrir nuestros teatros y reanudar nuestras operaciones este verano o más tarde», dijo AMC. «Nuestras necesidades de liquidez a partir de entonces dependerán, entre otras cosas, del momento de una reanudación completa de las operaciones, el momento de los lanzamientos de películas y nuestra capacidad para generar ingresos».