Pablo Beltrán (Imagen de archivo)

El líder de la delegación del ELN para las conversaciones de paz en La Habana, Israel Ramírez, alias «Pablo Beltrán», tiene una circular roja puesta por la Interpol, despues de que el presidente de su país, Colombia, Iván Duque, pidiera al Gobierno cubano entregar a los miembros de la guerrilla, a causa del atentado que mató a una veintena de personas en Bogotá la pasada semana, recoge Diario de Cuba.


Según la circular de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), hecha pública ayer miércoles, Pablo Beltrán está acusado de los delitos de secuestro simple, hurto y hurto calificado, de acuerdo con el Código Penal Colombiano.

La Interpol utiliza la circular roja para pedir la detención preventiva persiguiendo la extradición.

El ELN acometió un atentado terrorista con una camioneta cargada con 80 kilogramos de explosivos en la Escuela de Cadetes de la Policía, en la capital colombiana, suceso que dejó un saldo de 21 muertos, incluido el atacante, y 68 heridos.

Desde La Habana, este martes el jefe de la mesa de diálogo, pidió al Gobierno colombiano garantías para el retorno de la delegación, Beltrán se justificó a él mismo, y a otros miembros de su comitiva, alegando que la tarea de ellos en Cuba «es sacar adelante la agenda de conversaciones. Los hechos que ocurren en Colombia ni los conocemos ni tenemos injerencia o algo que ver con ellos», aseguró.


Por su parte, el Gobierno cubano ha invocado los protocolos diplomáticos sobre las negociaciones y, desde entonces, Duque ha reiterado en varias ocasiones su solicitud a Cuba.