Playa de Fort Lauderdale. Foto: Captura de pantalla Youtube / DelvisD

Aproximadamente el 20% de los casos positivos de COVID-19 en Florida se encuentran en el condado de Broward, dieron a conocer los funcionarios del Departamento de Salud del estado, reporta Local 10 News.


Los datos recientes publicados sugieren que el grupo del sur de la Florida creció y el viernes los investigadores aún no habían determinado exactamente cómo.

Seis de los casos en Broward permanecen bajo investigación, según las estadísticas.

Entre los 12 pacientes que permanecen aislados en el condado se encuentra una mujer de 20 años que es de Texas y viajó a Europa, informaron las autoridades.

El caso de coronavirus de un hombre de 61 años también está relacionado con los viajes.


Los casos de tres hombres, de 65, 67 y 75 años, y el caso de una mujer de 69 años indicaron que hubo propagación comunitaria porque los investigadores determinaron que no estaban relacionados con «un historial conocido de exposición a COVID-19 fuera del estado».

Las autoridades identificaron a los seis pacientes del condado de Broward, cuyos casos siguen bajo investigación, como tres mujeres, de 25, 28 y 68 años, y tres hombres, de 36, 65 y 70 años.

La mujer de 68 años, cuyo caso sigue bajo investigación, está asociado con los Port Everglades en Fort Lauderdale.

A principios de esta semana, los investigadores vincularon otros tres casos a varias terminales de cruceros de Port Everglades.

Los 49 casos de coronavirus en Florida, incluyen 41 residentes en el estado y cinco pacientes que fueron repatriados desde China, donde se originó la pandemia.

Otros tres enfermos, son residentes de Nueva York, Texas y Massachusetts.

En los condados de Santa Rosa y Lee, murieron dos pacientes este mes, un hombre de 71 años y una mujer de 77.

Los datos actualizados muestran que hay dos hombres, de 73 y 74 años, en el condado de Palm Beach que fueron diagnosticados después de viajes a Europa y un crucero por el río Nilo.

La División de Manejo de Emergencias de Florida, comprará 2,500 kits de prueba COVID-19, por orden del gobernador Ron DeSantis, los mismos permitirán a los laboratorios calificados la capacidad de evaluar a 625,000 personas.

Las pruebas estarán a disposición de Florida el sábado, explicó en Twitter Helen Aguirre, portavoz de la oficina del gobernador.