GUILLERMO RIGONDEAUX

En la pelea por el título de peso gallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) entre el filipino John Riel Casimero y el cubano Guillermo Rigondeaux fue frustrante para todos los que esperaban una pelea cuerpo a cuerpo, más activa; sin embargo según comentan muchos de los presentes eso no ocurrió, Rigondeaux hizo una pelea distante evitando el acercamiento mientras que Casimero por el contrario se mantuvo todo el tiempo buscando el enfrentamiento.

Con los resultados estadísticos alcanzados se confirma la poca acción de la pelea donde Rigondeaux conecto 44 golpes de 221 lanzamientos para un 19,9% y Casimero hizo 47 golpes de 297 lanzamientos para un 15,8%; por lo que Rigondeaux pierde la pelea que ya de por si no fue del agrado de los que la presenciaron.


Sin embargo Rigondeaux manifestó al sitio Boxeo Cubano: «Yo gané la pelea. Claro que sí. Si debí tirar un poco más, pero yo no soy hombre de lamentaciones. Yo tengo mi estilo propio, como los demás. Si la gente supiera hacer lo que yo hago, seguro que lo harían».

«Él dijo que me iba a tumbar en tres rounds, pero aquí estoy, listo para 12 o 24 más. Todo el tiempo estuvo haciendo payasadas, esperando a que yo tirara para meterme su combinación, pero nada de es»”.

«Uno nunca queda bien. Si me quedo parado en el ring me critican, que estoy lento y viejo, que las piernas ya no me dan más. Pero si me muevo con agilidad, también me critican. Entonces, ¿qué hago? ¡No entiendo nada!»

También Rigondeaux comentó a la revista de Boxeo de Colombia:


Yo me siento ganador de la pelea. Y él (Casimero) lo sabe. Pregúntale si quiere volver a pelear contra mí. Seguro dice que no me quiere ver ni en sombra ni en pintura. Le metí un gancho que estuvo vomitando en su esquina, ¿o acaso no lo viste? Revisa la pelea para que lo veas”.

Y con una salida a la defensiva concluye:

«Yo tengo ya 40 años. Estoy casi de pasada. Él (Casimero) es mucho más joven que yo. Ellos no me iban a dar el título a mí, mejor dárselo a Casimero y listo».