El boxeador cubano Marcos Forestal abandonó en abril de 2014 una escuadra nacional que asistía a un torneo de la Serie Mundial de Boxeo con sede en los EEUU, aunque el guantanamero estuvo próximo a firmar con Premier Boxing Champions, al final escogió otra ruta.

Un reporte de El Nuevo Herald, recuerda que el púgil de 29 años nunca ha peleado en Miami, y por ahora no parece vaya a ser distinto, pero Forestal seguirá buscando peleas donde se pueda, y este sábado estará arriba del cuadrilátero en Tijuana, México una de las ciudades con más tradición en el boxeo.

El cubano se enfrentará al local José “Sonrics” Suárez en la arena Las Torres, Marcos aspira a que después de varias interrupciones su carrera despunte definitivamente.

“Por un momento pensé que más nunca iba a boxear, que jamás volvería a ponerme los guantes. Pero han pasado cosas buenas. Me siento renovado física y mentalmente, con más deseos que nunca”, relató.


En febrero de 2016 el gladiador venció a Gonzalo López por nocaut técnico, en esa misma ciudad mexicana, luego tuvo dos enfrentamientos en Wisconsin.

En un principio, Forestal (7-0, 4 KO) firmó con el conocido empresario irlandés Gary Hyde, quien también estuvo vinculado a Guillermo Rigondeaux.

Más tarde el boxeador vino a Miami y formó parte de la escuadra de King Kong Boxing, pero no logró dar el salto como para aparecer en las grandes carteleras.

“Hombre, he pasado de todo en mi vida, he ido de manager en manager, de entrenador en entrenador, otro se habría cansado de todo. Incluso, me compré un camión y lo puse a trabajar para ganarme la vida con eso. De verdad, creí que todo había terminado para mí en el ring”, confesó el deportista.

El cubano decidió vivir en San Diego, luego de descubrir que no iban bien las cosas en Miami para él.

En esa ciudad entrena con el mexicano Carlos Barragán, y dice sentirse bien.

“Quiero mucho a Miami, pero tenía que irme de ahí, porque sentía que mi carrera no iba a ninguna parte. Aún me queda tiempo para lograr mis metas de ser alguien en el boxeo profesional”, concluyó.

(Con información de El Nuevo Herald)