El presentador cubano Raúl de Molina que se encuentra en Madrid, España de vacaciones, tuvo que ser rescatado por los bomberos tras quedarse atrapado en un elevador.


«Nos quedamos atrapados en un elevador en Madrid por 40 minutos. Ya no teníamos aire y se hacía casi imposible respirar cuando los bomberos nos rescataron» dijo Raúl de Molina.

«Nos salvaron la vida los bomberos españoles» salió diciendo Raúl de Molina.

El presentador salió riendo y todo quedó en un susto.