Un equipo de rescate altamente capacitado en Miami partió a Puerto Rico el martes por la noche para ayudar con las secuelas del devastador terremoto de magnitud 6.4 que convirtió algunos edificios en escombros en el área suroeste del país.


Según el capitán Ignatius «Iggy» Carroll, portavoz del Departamento de Bomberos de Miami, los miembros del Equipo de Búsqueda y Rescate Urbano del Sur de Florida, conocido como Task Force 2, partieron de la Terminal G. del Aeropuerto Internacional de Miami.

La gobernadora Wanda Vázquez activo la Guardia Nacional en la isla luego de declarar el estado de emergencia en la región.

Alrededor de 300,000 personas no tenían agua corriente y alrededor de 1,000 personas evacuaron sus hogares.

Algunas personas planearon dormir al aire libre dejando sus viviendas vacías por temor a más temblores y posibles derrumbes.


Los sismólogos informan que las placas del Caribe y América del Norte se están moviendo en un lugar inusual. Según el Servicio Geológico de EE. UU., ha habido más de 950 terremotos y réplicas desde el 31 de diciembre.

También dijeron que se esperan más réplicas la próxima semana.