El gobierno interino de Bolivia ha anunciado este viernes que rompe relaciones con Cuba, informó la cancillería boliviana.


La decisión llega días después de que el canciller cubano Bruno Rodríguez arremetiera contra la presidenta interina de ese país sudamericano luego que esta diera declaraciones recientes sobre la situación de los médicos cubanos.

«Vulgares mentiras de la golpista autoproclamada en #Bolivia. Otra muestra de su servilismo a #EEUU. Debería explicar al pueblo que tras retorno a #Cuba de colaboradores, por la violencia de la que fueron objeto, se han dejado de realizar más de 454 440 atenciones médicas», tuiteo Rodriguez.

A continuación, la declaración oficial del gobierno boliviano compartida por Radio Televisión Martí.


«El Ministro de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia comunica a la opinión pública nacional e internacional que ha tomado la decisión de suspender las relaciones diplomáticas con la República de Cuba a partir de la fecha.

Esta determinación obedece a las recientes e inadmisibles expresiones del Canciller Bruno Rodríguez Parrilla y la permanente hostilidad y constantes agravios de Cuba contra el Gobierno Constitucional boliviano y su proceso democrático.

El Gobierno cubano de manera sistemática ha afectado la relación bilateral basada en el respeto mutuo, los principios de no injerencia en asuntos internos, la autodeterminación de los pueblos y la igualdad soberana de los Estados, no obstante la disposición del Gobierno de Bolivia de sostener cordiales relaciones».