Bodegas de La Habana habilitarán el pago online de la canasta básica/Imagen tomada de 14yMedio

La Empresa Provincial de Comercio de La Habana dio a conocer en su perfil oficial de Facebook que las bodegas de la capital habilitarán servicio para hacer el cobro en línea de la canasta básica, informa CubaNet.


La publicación indica que «como parte del proceso de perfeccionamiento del comercio minorista de subordinación local, la Empresa Provincial de Comercio La Habana implementa el pago electrónico en las 1940 bodegas capitalinas, mediante la plataforma digital Enzona, desarrollada por XETID-Cuba.

Desde las 8:00 am hasta las 6:00 pm, el 30 de diciembre la Empresa de Comercio de La Habana llevará a cabo «una campaña de divulgación y alfabetización tecnológica de los consumidores, en cada unidad, con la participación de estudiantes de la FEEM, profesores de informática, especialistas de los Joven Club y desarrolladores de EnZona».

Según un usuario de Facebook identificado como Adrián López «lo que no quieren es que los bodegueros manejen grandes sumas de dinero, una bodega puede llegar a tener más de 3000 consumidores».

«Multipliquen para que vean cuánto dinero van a recoger. No quieren que los bodegueros anden con tanto dinero y puedan inventar algo», añadió.


Por su parte, Yanira León, una maestra de primaria dice no entender «cuál es el beneficio del aumento de los salarios si al final todo va a subir de precio, es el mismo perro que te muerde, pero disfrazado de bondad. Entre la factura de la electricidad, los mandados de la bodega y la comida, el salario del cubano se esfumará en pocos días como siempre ha pasado, habrá que seguir en el invento como siempre».

«La mayoría de los bodegueros y personal que trabaja en los establecimientos de comercio son personas mayores de 50 años que no están familiarizados con las nuevas tecnologías. El pago electrónico será un gran problema a la hora de cuadrar los depósitos y los inventarios», indicó Ana Santiago, especialista de comercio que reside en La Habana.

«Muchos bodegueros tendrán que superarse o pedir la baja, de hecho, la mayoría de ellos tiene que pagarle a alguien que les lleve las ventas diarias al sistema de IPV digital en Excel porque no saben hacerlo», confesó.