El ex presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, asumió un nuevo papel de alto perfil como Papá Noel el miércoles para una visita sorpresa a los niños enfermos en Washington.


Luciendo un festivo sombrero de Santa y armado con un saco de regalos, encantó a los niños del Hospital Nacional de Niños con regalos y abrazos.

«Solo quiero darles las gracias a todos ustedes», dijo Obama al personal, quien lo saludó con vítores, en un video que compartió en su cuenta de Twitter.

https://twitter.com/childrenshealth/status/1075507032537620480

«Hemos tenido la oportunidad de hablar con algunos de los maravillosos niños y sus familias», agregó.

«Como padre de dos niñas, solo puedo imaginar en esa situación tener enfermeras, personal, médicos y personas que los cuidan, y cuidarlos … eso es lo más importante que hay» dijo.