Dos hombres irrumpieron en una casa del noroeste de Miami-Dade el domingo por la tarde haciéndose pasar por agentes de la policía, informó el Nuevo Herald.

Una vez dentro de la vivienda, los sujetos, amarraron a los habitantes y también a un empleado de una compañía de cable que estaba trabajando en la casa, robaron un arma de fuego y después escaparon, dijo la policía.

Según las autoridades, los dos hombres llegaron hasta una esquina de la casa en un Jeep Cherokee último modelo y de color negro, vistiendo uniformes y con las armas listas.

“Esto ocurrió a las 3:45 de la tarde, a plena luz, en una casa que está en una avenida transitada”, dijo la detective Jennifer Capote, portavoz de la policía de Miami-Dade. “Esta gente fue capaz de hacer algo así y no le importó en absoluto hacerlo”.

El robo tuvo lugar a alrededor de las 3:45 p.m. en la cuadra 2200 de la 104 terrace del noroeste. Capote dijo que un técnico de la compañía de cable Comcast estaba trabajando y la puerta principal estaba abierta por completo.


Los asaltantes entraron y exigieron que les dieran dinero y joyas, dijo Capote. Los tres adultos entre ellos el empleado de Comcast estaban dentro junto con dos niños, de tres y 12 años, respectivamente.

Los malhechores amarraron a los adultos mientras “saqueaban” la casa, dijo Capote. Las tres víctimas adultas fueron identificadas como Randolph Smith, de 40 años; Nathalie Borrego, de 28 años; y Jovany Pérez, de 35 años.

Las autoridades le piden a cualquier persona que tenga información sobre lo ocurrido que llame a Crime Stoppers del Condado Miami-Dade al teléfono 305-471-TIPS.