Un grupo de balseros cubanos grabó como una lancha guardafronteras de Cuba los acosaba de manera peligrosa.


Los cubanos grabaron a la lancha guardafronteras y leyeron el numero del barco para por si algo les sucedía.

Los guardafronteras insisten en que abandonaran el viaje a lo que los cubanos que escapaban de Cuba se negaron.

“Terminen de entregarse ya, compadre”; “tienen que entregarse, no van a ningún lado”; “no van a ir muy lejos”, “ustedes se van para tierra con nosotros aquí”; “se van a hundir en eso”,  fueron algunas de las cosas que se escuchaba decir a los guardafronteras.

Los balseros cubanos se mantuvieron firmes y llegaron incluso a decirle a los guardafronteras que se querían les podían dar su barco y así se iban más cómodos hasta Estados Unidos.