Un balsero cubano recién llegado a Miami habló con el periodista cubano Mario Vallejo y relató lo difícil que se les hace vivir con el temor de que podrían ser deportados en cualquier momento.


«No es fácil vivir con miedo toda una vida…» dijo una de las mujeres que llegó en balsar.

Los cubanos que están viviendo de la caridad de las personas insisten es que es muy difícil «Hemos recibido ayuda hasta de venezolanos» dijo.

«Juan» como le llamo el periodista, aunque ese no es su verdadero nombre, aseguró que presenta problemas de salud pero no asiste al médico por temor a ser reportado a las autoridades migratorias.