Tras algo más de cinco meses de investigaciones, la Policía de Miami-Dade arrestó a 17 personas y allanó tres viviendas del suroeste del condado en las que fueron incautadas dos armas de fuego y varios paquetes de presunto polvo de heroína y fentanil, drogas cuyo consumo se ha disparado como una mortal epidemia en Estados Unidos, informó el Nuevo Herald.

Los arrestos y allanamientos forman parte de la operación Dragon Slayer (Cazador de Dragones), montada entre el miércoles y jueves, que convocó a casi medio centenar de detectives de la policía condal y agentes federales de la DEA, el Departamento de Seguridad Interna e inspectores del Servicio Postal.

“Realizamos esta operación de dos días, con numerosos arrestos, ante la epidemia de consumo y muertes por sobredosis que estamos sufriendo en Miami-Dade y en el país”, dijo el jueves el teniente Juan Villalobos, de la Unidad Antinarcóticos de la policía condal. “Nuestros detectives están procesando toda la evidencia incautada”.

Los arrestados fueron identificados por las autoridades como Shaun Harris, de 41 años; Robert Young, de 52 años; Denise Mans, de 36 años; Nancy M. Ortiz, de 53 años; Erasmus Banmah, de 34 años; Catherine Williams, de 53 años; Dori Cisneros, de 30 años; David Brown, de 50 años; y Alberto G. Vinas, de 67 años.

También fueron arrestados: Daniel Moise, de 24 años, William Smith, de 76 años; Omega Dupont, de 45 años; Freddie Pérez, de 58 años; Jimmeal Davis, de 23 años; Darren Furrel, de 49 años; Emmanuel Louis, de 29 años; y Elvis Roundtree, cuya edad no fue precisada por las autoridades.


Los inmuebles allanados con autorización judicial están localizados en West Perrine y en Goulds, al suroeste de Miami-Dade. Las casas fueron allanadas tras investigaciones realizadas desde junio y contó con información clave provista, entre otros, por sobrevivientes de sobredosis de drogas, dijo uno de los agentes que intervino en la operación.