El pasado 28 de diciembre, altos directivos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) se reunieron con dos cuentapropistas cubanos. Los trabajadores del sector privado pudieron plantear sus dudas e inquietudes sobre las medidas tomadas por el Gobierno cubano respecto a los trabajadores por cuenta propia.


Oniel Díaz, informó a través de su cuenta de Facebook, que tanto él como Marta Deus, otra trabajadora, conversaron durante casi dos horas con los funcionarios.

El “mercado mayorista, importación con carácter comercial por parte de personas naturales, fiscalidad, las licencias y su alcance y la necesidad de mantener espacios de diálogo”, fueron algunos de los temas a abordar.

Según señaló Díaz en la red social: “Ambas partes hablamos con transparencia y escuchamos con interés. Un encuentro de coincidencias y discrepancias. Un espacio que pretendemos ampliar y defender”.

El pasado 21 de agosto Díaz, Deus y otros 41 trabajadores por cuenta propia enviaron una carta a las autoridades cubanas para pedirles un encuentro, y en el contexto de los últimos días de fin de año, tuvo lugar la reunión.


“Al ser un primer encuentro quisimos escuchar y no crear polémica desde el primer momento, y ese fue el tono”, aclaró Marta Deus al sitio OnCuba.

La misiva enviada por los cuentapropistas en agosto a la titular de Trabajo, incluía seis aspectos fundamentales sobre los cuales, los 43 trabajadores pedía dialogar:

— Flexibilizar los mecanismos para adquirir materias primas y/ o insumos.

— Capacidad para realizar importaciones de carácter comercial.

— Tratamiento fiscal flexible y ajustado a las condiciones de la economía nacional.

— Sustitución de las autorizaciones por un listado de actividades prohibidas debido a intereses nacionales, políticos, económicos o medioambientales.

— Creación de un mecanismo de diálogo entre el MTSS y los trabajadores del sector.

— Implementación de la pequeña y mediana empresa privada en Cuba.

Según el joven, “el punto central de discrepancia fue la emisión/alcance de las licencias”.

“Lo que se debería establecer es un listado de actividades prohibidas por razones fundamentadas y dar un mayor margen para la realización de otras actividades”, puntualizó Díaz a OnCuba.

La cuentapropista indicó que, “las mayores discrepancias estuvieron en lo relativo a la reciente decisión de otorgar solo una licencia por persona, sobre la posibilidad de realización de actividades que el Estado no necesite intervenir en términos de proveer materiales, etcétera. Debatimos sobre el tono sobre el que se habla sobre el sector privado en la Asamblea Nacional, por ejemplo”.

“También se habló de por qué no dejar que los cuentapropistas identifiquen necesidades en la sociedad y creen negocios en base a ello. En todo caso decir que en sectores como salud o educación u otro no se permitirá la creación de empresas privadas, pero el resto, descentralizar”, apuntó.

Los dos trabajadores del sector privado cuestionaron las recientes disposiciones que establecen el otorgamiento de una sola licencia por trabajador.

Díaz advirtió que sobre el tema de las materias primas, el MTSS dijo que “son del criterio de que la economía nacional tienen que garantizar la asignación de recursos para la realización de las actividades autorizadas si no se crean situaciones que pueden conducir a la realización de trabajos con materias primas e insumos ilegales”.

Acerca de las importaciones comerciales, los directivos del Ministerio de Trabajo relegaron el tema argumentando que tiene que ver con la disponibilidad de divisas de Cuba.

El joven detalló que, “otra cosa en la que fuimos claros fue en el tratamiento a los privados en los medios de comunicación y en los debates. Somos de la opinión de que es muy común en los medios cuando se hablaba del trabajo por cuenta propia mencionar solo aspectos negativos, que si se viola el fisco, que si se daban casos de corrupción, que si se usan materias primas ilegales, etc. Creemos que el tema lleva un enfoque diferente, más abierto y práctico. Que hay muchos buenos ejemplos para socializar donde se ha generado empleo, prosperidad, responsabilidad para con el entorno”.

Las autoridades informaron a los dos cuentapropistas con quienes sostuvieron la reunión, que volverán a otorgar licencias después de la suspensión del pasado 1 de agosto, y puntualizaron que las actividades aprobadas disminuirán, en base a que se fusionarán algunas que eran afines.

(Con información de Diario de Cuba)