Asesinato de Alejandro Ripley

Un día después de que Patricia Ripley le dijo a los oficiales de policía que dos hombres habían secuestrado a su hijo Alejandro Ripley, la madre de 45 años llegó al Centro Correccional Turner Guilford Knight para enfrentar cargos de asesinato en primer grado e intento de asesinato premeditado. Está detenida el sábado sin fianza.


La fiscal estatal de Miami-Dade, Katherine Fernández Rundle, dijo el sábado que Patricia Ripley mintió sobre el secuestro. Ella dijo que hay un video que muestra que empujó a Alejandro sobre las 7:30 p.m del Jueves en un canal en 103rd Avenue y Kendall Drive. Los testigos rescataron a Alejandro la primera vez, dijo Fernández Rundle.

La segunda escena del crimen fue en un canal en Southwest 62nd Street y 138th Court. Durante un interrogatorio, los detectives dijeron que Patricia Ripley admitió haber manejado hasta las 8:30 p.m. y lo empujó al canal donde se ahogó.

«Esta vez, desafortunadamente, no había nadie allí para salvarlo», dijo Fernández Rundle.

Mientras los detectives del Departamento de Policía de Miami-Dade seguían investigando el caso, Uribe y otros en el monumento estaban convencidos de que dos hombres habían secuestrado a Alejandro alrededor de las 8:40 p.m. el jueves y lo mato.


Los detectives sospecharon cuando vieron un video de vigilancia en Home Depot en 15750 SW 88 St. Mostraba que Patricia Ripley esperó en su automóvil estacionado por más de 15 minutos antes de reportar el secuestro.

Cuando los oficiales encontraron a Alejandro muerto a las 7:50 a.m.del viernes en el tranquilo vecindario de Kendale Lakes, todavía llevaba la camiseta del Capitán América que su madre le había dicho a los oficiales el jueves por la noche.

El cuerpo de Alejandro flotaba en un pequeño lago en el Miccosukee Golf and Country Club. Los oficiales notaron que había un trauma en su cabeza.