Una investigación que comenzó en enero llevó hoy a la presentación de cargos a 14 personas por robos de camiones con mercancía que luego era comercializada en el mercado negro.


En enero una banda de ladrones robaron un camión de remolque que transportaba siete autos asegurados. El conductor del remolque publicó una fotografía en facebook rogando por ayuda en identificar la pesada carga y así fue como la policía logró recuperar alguno de los vehículos, luego que una persona llamara y ubicara el remolque viajando por el Palmetto Expressway.

La amplia investigación que siguió, según los fiscales, descubrió un prolífico grupo de ladrones de carga de Miami que atacaron remolques en toda Florida y Georgia, recogió el Miami Herald.

Entre los transportes de carga de los últimos dos años, la policía dijo que encontraron: muebles de Z-Gallery, productos de Coca-Cola, calzado, neumáticos, bolsas de basura Husky, artículos para el hogar, mercancía de Home Depot e incluso una carga de Quaker avena y sémola.

Los fiscales acusaron el lunes a 14 personas en relación con los robos de carga. El caso fue presentado por el equipo de robo de carga de la policía de Miami-Dade, junto con la Oficina de Investigaciones de Georgia.


El caso se realizó, en parte, con la colaboración de Roberto Macaya-González, un miembro de la banda arrestado en el robo del remolque de tractor en enero, descubierto por la publicación en Facebook. Según una orden de arresto, Macaya-González fue arrestado después de que apareciera para espiar a la policía que procesaba el remolque del tractor, que había sido abandonado al costado de la carretera después de que el informante llamara al 911.

Condujo a la policía a otros miembros del anillo, quienes robaban remolques de tractores estacionados detrás de las tiendas y en lotes, dijo la orden. Las autoridades también agarraron a cuatro hombres que compraron los productos robados para revenderlos en el mercado negro.

Entre los acusados ​​se encuentra el presunto líder, Marcos González-Bernal, y su teniente, Alexis Simon-Quintero.

El subdirector de la policía de Miami-Dade, Alfredo Ramírez, dijo que siete de los acusados ya están en la cárcel por delitos no relacionados. Se han robado más de $ 5 millones en propiedad, de los cuales los policías han recuperado $ 2.2 millones, dijo.

«Hay múltiples órdenes de arresto ahora», dijo Ramírez.

Ramírez dijo que probablemente había compradores esperando para la mayoría de los artículos, que se vendieron a través de redes subterráneas o en el mercado negro.

Entre la evidencia obtenida por los detectives: recibos de los remolques utilizados para estacionar los remolques de tractores robados, y registros de teléfonos celulares que colocan a los miembros del grupo en las escenas de los robos.

La banda también robó autos en el camino, dijeron los fiscales, incluido un Ford Mustang de 1966 y un Chevy Camaro antiguo. La Oficina del Fiscal del Estado de Miami-Dade llevará a cabo una conferencia de prensa el lunes por la tarde para detallar los arrestos.