Guardia Costera de Estados Unidos y Balseros Cubanos

Entre los días viernes y sábado de la pasada semana, la tripulación del guardacostas Kathleen Moore llevó a cabo la repatriación de este grupo de 21 balseros cubanos que viajaban indistintamente una parte el viernes y la otra al día siguiente.


La primera embarcación fue interceptada alrededor de la 1:30 de la tarde del viernes a 46 millas al sur de Cayo Hueso, cuando las autoridades se encontraban de patrullaje.

 Al siguiente día, el sábado, fueron informados los guardacostas en el sector de Cayo Hueso de la presencia de una embarcación rústica que se ubicaba a unas cinco millas aproximadamente al este de Islamorada a las 11:00 de la mañana.

Una vez más las autoridades de la Guardia Costera advierten sobre el peligro que corren los inmigrantes indocumentados  que pretenden llegar en embarcaciones poco seguras a suelo estadounidense.

Karolina del Hierro Vega, oficial de seguridad del Distrito Siete de la Guardia Costera de EEUU, advierte al respecto:

“Las tripulaciones de la Guardia Costera y nuestros socios locales y federales mantienen una presencia activa con activos aéreos y marítimos todos los días a través del Estrecho de Florida para ayudar a salvar vidas al sacar a las personas de entornos inseguros y disuadir viajes de migrantes peligrosos. Instamos a las personas a que no se hagan a la mar en embarcaciones no aptas para navegar”


A pesar de las reiteradas advertencias, las cifras oficiales indican el incremento de cubanos que ante el desespero que se vive en la Isla con carencias de todo tipo sostenidas por más de 60 años, agudizada por la crisis originada por la aparición de la pandemia, prefieren arriesgarlo todo con tal de alcanzar un futuro mejor.