Foto: Instagram/@CafeOscurito

Las autoridades aseguran que las obras en la calle Flagler están a punto de concluir. La noticia ha sido recibida con alegría por los comerciantes del área aunque muchos no pudieron sobrevivir debido a las interrupciones provocadas.


Escombros, calles cerradas y partes poco accesibles fueron algunos de los problemas que enfrentaron los comerciantes durante las obras, reportó El Nuevo Herald.

Muchos tuvieron que cerrar sus negocios y ahora hay muchos locales con letreros de «Se Alquila»; otros utilizaron sus ahorros para mantenerse a flote.


Un programa condal a beneficio de pequeños negocios, permitió que se entregaran cheques de entre $2,000 y $4,000 a una docena de negocios en las cuadras, o cerca de ellas, afectadas por las obras pero para muchos no es suficiente.

“Tenemos mucho más por hacer para hacer de este corredor comercial un motor económico para estas tiendas pequeñas”, dijo la comisionada Eileen Higgins . “Flagler tiene un gran potencial y seguiré observando los avances hasta que alcancemos colectivamente nuestra meta, que es hacer de Flagler una experiencia positiva para los que trabajan, viven y hacen negocios allí”.

Ahora comienza la recuperación y muchos aseguran que será largo el proceso para recuperar la actividad económica en la zona.