Las autoridades aduaneras cubanas incautaron 21 kilos de droga durante el presente año, siendo esta cifra menor que la del pasado año, informó la prensa oficial de la isla.


De acuerdo a la directora de Gestión y Control de Riesgos de la Aduana General de la República (AGR), Moraima Rodríguez: “aunque en 2019 las cantidades de drogas detectadas han sido menores, han implicado a una mayor cantidad de personas”, dijo en una conferencia de prensa el pasado viernes, citó el Granma.

Rodríguez y otros funcionarios del régimen aseguran que el trabajo ha sido complejo y reiteran que el país continúa con una política de «tolerancia cero» ante la droga.

De enero a octubre de 2018 se detectaron 59 intentos de introducir droga al país, y se aseguraron más de 60 kg de drogas, según cifras oficiales.

«En lo que va de 2019 se han interceptado 30 casos, fundamentalmente por vía aérea, y, en correspondencia con ello, se han asegurado 21 kilogramos de estupefacientes», dijo Rodríguez.


De acuerdo a la funcionaria las drogas más comunes son cocaína –líquida y sólida–, marihuana, así como también algunas drogas sintéticas procedentes de Estados Unidos.

«Es importante que los visitantes se informen y conozcan las regulaciones existentes en Cuba –comentó–. Muchos creen que porque en sus países esas sustancias están despenalizadas, eso les da aval para entrarlas a Cuba, y no es así. Acá se les levanta un acta de advertencia y se les pone una multa», explicó Rodríguez.