Una mujer de 32 años de Antigua y madre de dos hijos que en marzo viajó al sur de la Florida para someterse a una cirugía cosmética en una clínica de Miami murió debido a coágulos en los pulmones tras una liposucción, reportó el jueves el Departamento de Medicina Forense de Miami-Dade.

Nikisha Lewis es una de las seis pacientes que han muerto en el lapso de un año tras procedimientos de liposucción y traslado de grasa en clínicas de Miami.

Lewis se sometió a un procedimiento de liposucción en la clínica Spectrum Aesthetics Center for Cosmetic Surgery, localizada en el 51 SW 42 Avenue. Durante la cirugía, dejó de respirar y tuvo que ser llevada de urgencia al Centro de Traumatismos Ryder, del Hospital Jackson Memorial, donde falleció después.

Kubs Lalchandani, abogado de Spectrum Aesthetics, dijo en una declaración por escrito que la clínica está “profundamente comprometida” con la seguridad de los pacientes.

“Nuestros profesionales médicos están revisando el reporte del forense”, dijo.


Rami Ghurani, el cirujano que le hizo la liposucción a Lewis, no quiso hacer comentarios el jueves. Su abogada, Julia Ingle, dijo que quería revisar el informe del forense antes de hacer ningún comentario.

Según el perfil médico de Ghurani que mantiene el Departamento de Salud de la Florida, el médico está certificado por la Junta Americana de Cirugía Plástica. Ghurani decidió no tener seguro médico por mala práctica, pero accedió a satisfacer cualquier juicio o demanda en su contra hasta el límite de $250,000.

La muerte de Lewis forma parte de un grupo de pacientes, todas mujeres de fuera del estado o del país, que han perdido la vida luego de someterse a cirugías estéticas en una clínica del sur de la Florida.

(Con información de el Nuevo Herald)