Protestas en Miami. Foto: Cuba en Miami

Expertos en salud temen que los portadores silenciosos del virus puedan infectar involuntariamente a otros en las protestas donde algunos se pudieron ver sin máscaras, muchos cantando o gritando.


El virus se dispersa por gotitas microscópicas en el aire cuando la gente tose, estornuda, canta o habla.

Las protestas han traído concentraciones masivas de personas en todo Estados Unidos.

Incluso los muchos manifestantes con máscaras no tienen protección garantizada. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. dice que las máscaras de tela evitan que las personas infectadas propaguen el virus, pero no están diseñadas para proteger a las personas de contraerlo.