Los servicios de recogida de basura en la capital son deficientes y eso sumarle la mala costumbre del ciudadano cubano de no cooperar para que las calles de la Habana estén limpias.

De siempre la capital de Cuba ha sido de las más sucias del país, pero actualmente eso se ha acrecentado lo que trae muchas enfermedades y no se ve bien para la ciudad, los ciudadanos y visitantes de la isla.

Aquí un vídeo de algunos ejemplos y los comentarios de los vecinos de estos basureros.