Funcionarios de inteligencia de Estados Unidos están estudiando la tecnología soviética de la era de la Guerra Fría en su intento de determinar si un arma electrónica fue utilizada para desorientar y herir a 24 funcionarios estadounidenses en Cuba a principios de este año, reporta político.com


Dos oficiales dijeron que los ataques fueron conducidos con un dispositivo «energético dirigido» o «acústico», posiblemente similar a uno utilizado por la inteligencia soviética en La Habana hace más de cuatro décadas, pero no están seguros.

«Estamos tratando de hablar con muchachos desde la década de 1960», dijo uno de los oficiales.

La amplia búsqueda de respuestas en todo el gobierno, encabezada públicamente por el Departamento de Estado, ha recogido la experiencia de las agencias de inteligencia, las oficinas de desarrollo de armas y ciencia y los funcionarios de salud.

Mientras los investigadores siguen sin estar seguros de quién exactamente estuvo detrás de los aparentes ataques, un exfuncionario de inteligencia estadounidense dijo que su teoría principal sostiene que fue obra de la inteligencia cubana. Moscú es otro de los principales sospechosos, aunque los funcionarios no aseguran que los rusos pudieran ser los principales agresores o cómplices.