Florence, el asteroide más grande visto en la historia de la Agencia Espacial Estadounidense, pasará cerca de la Tierra este 1ro de septiembre sin peligro alguno de impacto y con un diámetro entre cuatro y nueve kilómetros, reporta EFE.

«Para la ciencia es importante conocer sus propiedades espectrales (espectro de luz y colores); podremos establecer cuánto mide y cómo es su estructura», dijo la investigadora Karina Cervantes, del Instituto de Geofísica de la UNAM.

De igual manera, señaló que la cercanía con la tierra permitirá que se estudie aspectos como «su topografía, rotación, textura y una determinación más exacta de su trayectoria orbital».

Por su parte, la investigadora Guadalupe Cordero, también del Instituto de Geofísica, dijo que Florence está dentro de los asteroides más peligrosos debido a que «sus dimensiones son mayores a 140 metros y su distancia mínima de acercamiento es menor a 19,5 veces la distancia entre la Tierra y la Luna».