Hoy llego a Miami el primer grupo de médicos cubanos que estaba varado en Colombia y que fueron aceptados bajo el programa de parole de Estados Unidos.

Los cubanos habían llenado sus aplicaciones antes del 12 de enero, fecha en que Obama suspendió la política de pies secos pies mojados y los beneficios para los médicos.

Algunos dudan que puedan reunirse con su hijos que están en Cuba como inicialmente prometía el programa de parole de Estados Unidos para médicos cubanos.