El gobierno de Estados Unidos se encuentra cerrado parcialmente debido a una disputa entre los demócratas y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump sobre los fondos para el muro.

El presidente Trump pide 5 billones de dólares para comenzar los trabajos del muro fronterizo y los demócratas en el senado se niegan a aprobar el presupuesto. Trump necesita 60 votos para aprobar el presupuesto pero solo hay 51 senadores republicanos.


El muro del presidente Trump en la frontera sur de Estados Unidos es una promesa de campaña, pero la promesa era que México pagaría por el muro algo que no ha sucedido y según las autoridades mexicanas no sucederá.

Momentos en que Trump aseguró que México pagaría el muro.

El entonces candidato Trump repitió una y otra vez en eventos de campaña y entrevistas que el muro no le costaría un centavo a los estadounidenses.

Ahora tenemos agencias federales como el FBI, la Oficina de Prisiones, Aduanas y Patrulla Fronteriza y el IRS, así como los parques nacionales y los bosques trabajando sin cobrar sus salarios.

En Washington, desde la oficina del presidente hasta el último congresista se creen que esto es un juego sacado del guión de la serie Juego de Tronos. Pero no es así, el trabajo para el que fueron elegidos tiene consecuencias en la vida todos los ciudadanos en Estados Unidos y muchas veces en el mundo.


Deber de todos los ciudadanos hacerles entender a los políticos que sus promesas y acciones también tendrán consecuencias en las elecciones.