Ayer una repentina tormenta azotó a La Habana inundando varias calles de la ciudad.


Imágenes captadas por Juventud Técnica muestran la fuerza del viento y las lluvias.

El agua llegó hasta la mitad de las ruedas de los autos que transitaban cerca del capitolio de La Habana.