Malia Obama, no escapa de la persecución de las cámaras a pesar de que ya su padre no es presidente y está alejado del foco de los medios de comunicación.

Malia Obama asistió al famoso festival de música Lollapalooza, que reúne las actuaciones de los mejores grupos del momento.