robo-cubanoAndrés Durán, un cubano recién llegado a Miami y en su primer día de trabajo tuvo una experiencia que no olvidara jamás, fue asaltado a punta de pistola a la salida de la jornada laboral para arrebatarle una cadena.


El asalto ocurrió en presencia de sus dos hijos, de 10 y 7 años, quienes gritaban aterrados mientras el padre cargaba con ellos tratando de protegerlos del peligro. El incidente ocurrió en la tienda JD Distributors Automotives Supplies, en el noroeste de Miami donde Durán trabaja.

“El vino con los niños cargados y me dice, me asaltaron, me asaltaron…Los niños estaban petrificados, una cosa increíble, nunca he visto algo así”, relató Manny Machado, propietario de JD Distributors Automotives Supplies.

El asaltante aún no ha sido arrestado.